Hace algunos días Jaden Smith publicó ‘SYRE: The Electric Album’, un proyecto de cinco canciones. Lo interesante aquí no es el anuncio de una nueva carrera sino el medio por donde se difundió: la red social Instagram.

La aplicación adquirida por Facebook en el 2012, ha agregado un formato más a sus herramientas: Instagram TV (IGTV). Esta nueva modalidad da un espacio de vídeos de duración extendida para los autores o perfiles que necesiten algo más que uns stories de Instagram de 30 segundos. Si bien, esta característica podría parecer superflua, los músicos han visto una oportunidad para promover su obra de manera permanente en sus perfiles.

Esta acción es el resultado de una voluntad de la app: emerger como una plataforma lista para monetizar de una manera diferente la industria de la música. Así, mientras la transmisión en vivo continúa siendo el modelo dominante de consumo de música este nuevo formato abre más horizontes.

Solo ha pasado un mes desde que la red social anunció el Instagram TV (IGTV). La propuesta busca competir directamente con YouTube y distinguirse como una herramienta de video-contenido desplegado de forma vertical. Por lo que se intuye que YouTube haya lanzado Youtube Music para competir con el música por streaming del mercado.

IGTV ayudará a expandir el universo de la distribución de la música y, principalmente, crear unas herramientas suplementarias a los artistas.

La carrera basada en los fans es una de las maneras más personales, sociales y virales de disfrutar la música. No obstante su potencial comercial está todavía en pañales.

Con esta acción Instagram se posiciona como la plataforma dedicada a todo tipo de creadores y contenidos.